Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE
{fbt_classic_header}

Header Ad

//

Breaking News

latest

A solas con el hermano de Emiliano Sala

Dario Sala Cada minuto que pasa representa un puñal más en el profundo dolor que atraviesa la familia Sala. La falta de información, la ince...

Dario Sala

Cada minuto que pasa representa un puñal más en el profundo dolor que atraviesa la familia Sala. La falta de información, la incertidumbre constante y la desesperación por volver a ver al ídolo de Progreso forman parte de la angustiosa rutina que se vive en el pueblo.

El rezo permanente, las fotos y camisetas de Emiliano en el living de la casa de su madre y la compañía de los amigos con el noticiero prendido durante todo el día conforman el contexto en el que está sumergido Darío, hermano del futbolista que desapareció misteriosamente en el Canal de la Mancha.

"Esperanzas hubo desde el principio y vamos a tenerlas hasta el final. Nunca pensé que iba a pasar por esto, vivirlo en carne propia es desesperante. Venimos arrasando con todo, porque la búsqueda no se va a frenar. Tanto el piloto como Emiliano están vivos y nos están esperando", le dijo a Infobae con la voz partida y los ojos vidriosos.

Aferrado a la casaca del Nantes que le regaló en su última visita al pueblo (mayo de 2018), Darío Sala les agradeció a todos los que colaboraron con la iniciativa que se impulsó a través de las redes sociales para que no cese la búsqueda en el Reino Unido. "Ayer arrancamos la movida con un amigo de Emiliano que juega en Francia. Gracias a Valentín Vada se sumó mucha gente para presionar. Es algo excepcional que nos estén apoyando en este momento tan duro, porque sé que ya va a pasar y que los vamos a tener de vuelta en casa", deslizó en referencia a los mensajes de las figuras internacionales que encabezó Lionel Messi.

El pedido de Lionel Messi
El pedido de Lionel Messi

A la espera del arribo de su madre a Cardiff, Darío explicó algunos detalles relacionados al viaje de Mercedes: "Primero no la queríamos mandar, pero ella insistió y se fue. Es muy duro porque alguien se tiene que quedar acá, y me tocó a mí. Estoy intentando hacer todo lo posible para que la búsqueda continúe". La mamá de la familia partió rumbo a París, donde realizará la escala previa antes de llegar a la capital de Gales. Ella y tres amigos de Emiliano de San Francisco, se sumarán a la delegación que lucha por reanudar el rastrillaje.

Incluso si las autoridades británicas no toman cartas en el asunto, también barajan la posibilidad de contratar a un equipo profesional para realizar una investigación privada. Una de las ideas es abrir una cuenta bancaria para recibir donaciones y financiar el operativo. "Nosotros vamos a buscar como sea. Buscaremos todas las alternativas que se necesiten para encontrarlos. Sea por parte nuestra o por la policía de Europa", enfatizó.

El comunicado oficial que salió de Cancillería, en el que se solicita formalmente a las autoridades francesas y británicas reanudar los trabajos en el Canal de la Mancha, fue una luz de esperanza en la familia. "Se luchó mucho para que no abandonen la búsqueda. Le agradezco mucho a Mauricio Macri por la ayuda de él y de Cancillería. Desde el principio están al lado nuestro haciendo todo lo que esté a su alcance", confesó el hermano de Emiliano sin olvidar su agradecimiento hacia Luis Tagliapietra: "Hoy me llegó un mensaje muy emocionante del padre de uno de los chicos que estaban en el ARA San Juan. Me sensibilizó porque él vivió lo mismo que estoy viviendo yo, y me mandó todas las fuerzas que se pueden tener. No esperaba este tipo de cosas, porque se puso a disposición para lo que sea. La esperanza es lo último que se pierde, porque están vivos y los vamos a traer sanos y salvos".

Los días pasan y la angustia aumenta. Aunque parezca un pueblo detenido en el tiempo, en Progreso "las horas pasan muy lentas y por momentos pasan volando". Unos guantes de arquero abandonados en el garaje, el orgullo de las camisetas del Burdeos enmarcadas en la pared y las fotos de Emi en las canchas de la Ligue 1 despiertan el recuerdo de la infancia. "Cuando él me necesitaba me ponía como el muñequito de prueba. Yo estaba disponible para jugar con él: me mandaba al arco, me decía hacé esto, lo otro… Somos muy unidos y no me voy a imaginar otra cosa. Va a volver y va a estar encantado y agradecido por todo el movimiento que se hizo. Ahora quiero que regrese. Después habrá tiempo para los asados, la pesca y todo lo que hacíamos juntos", concluyó.



* Crédito audiovisual Thomas Khazki

No hay comentarios