Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE
{fbt_classic_header}

Header Ad

//

Breaking News

latest

El dia que Vázquez dijo: que Mujica le traspasó el gobierno en 2015 “en peores condiciones” que Batlle en 2005

La molestia jamás se ocultó entre ambos bandos. A pesar de que Tabaré Vázquez nunca lo explicitó públicamente, sí lo hicieron en varias opor...



La molestia jamás se ocultó entre ambos bandos. A pesar de que Tabaré Vázquez nunca lo explicitó públicamente, sí lo hicieron en varias oportunidades otros altos jerarcas de su gobierno y también la contraparte acusada, José Mujica. El 1º de marzo de 2015, cuando retornó por segunda vez a sus despachos de la Torre Ejecutiva y la residencia de Suárez, Vázquez entendió que su antecesor había dejado una situación complicada en lo económico y administrativo.

“Ya se sabía que gobernar después de Mujica no sería fácil para Vázquez”, afirma el libro Tabaré Vázquez, compañero del poder (Editorial Planeta) del periodista Sergio Israel. Pero el “desorden” de la gestión anterior era tal que, según el autor, “Vázquez llegó a comentar entre sus allegados que Mujica le había entregado el gobierno, en 2015, ‘en peores condiciones que Jorge Batlle en 2005’”.

“Ya se sabía que gobernar después de Mujica no sería fácil para Vázquez”, afirma el libro 'Tabaré Vázquez, compañero del poder'.

La frase resume un capítulo dedicado a explicar el funcionamiento del tercer gobierno frenteamplista. “Desde el equipo del primer presidente se percibía que Mujica tenía un marcado desprecio por las normas, la academia y los intelectuales”, afirma el libro para explicar la “poco amigable” transición de gobierno que ocurrió finalizada la gestión de Mujica. “Además de desorden, dejó 60.000 funcionarios nuevos en ‘una especie de alegre populismo’”, agrega sobre Mujica.

Milton Romani, exjerarca que trabajó para los dos presidentes, explica que la falta de acuerdo entre ambos equipos fue tal que las dos transiciones Vázquez-Mujica padecieron una especie de síndrome del Bing Bang: “cada uno que llegó barrió con todo lo anterior”, ejemplifica Romani, quien se desempeñó como secretario general de la Junta Nacional de Drogas y representante de Uruguay ante la Organización de Estados Americanos.

El caos y el tero.

Apenas arribado nuevamente a la Presidencia, en marzo de 2015 Vázquez se reunió con los integrantes de la Suprema Corte de Justicia (SCJ). Allí expuso que la situación financiera del país era “complicada” y debían preservarse los equilibrios macroeconómicos. Fue el primer momento en que desde su gobierno se manifestó abiertamente a terceros el malestar con lo heredado de Mujica.

Meses después, Búsqueda informó que el gobierno había dedicado buena parte del semestre a “arreglar el caos dentro del Estado” que había dejado la anterior administración. Entre los problemas encontrados, además de las finanzas públicas desbalanceadas, había falta de información en oficinas estatales, poca planificación de gastos y procesos licitatorios mal elaborados.

“Además de desorden, dejó 60.000 funcionarios nuevos en ‘una especie de alegre populismo’”, agrega el libro sobre la gestión de Mujica.

Vázquez decidió entonces quitar prioridad a varios proyectos apoyados por Mujica, como las construcciones de un puerto de aguas profundas en Rocha, la regasificadora sobre el Río de la Plata y el Antel Arena en el predio del demolido Cilindro Municipal.

El enfado alcanzó nivel público a fin de aquel año, cuando Mujica atribuyó las millonarias pérdidas de Ancap al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), que durante su gestión estuvo en manos de hombres de confianza de Danilo Astori. “Es un enfoque con el que discrepo totalmente. El verdadero problema es que se incurrió en costos absolutamente excesivos”, respondió Astori culpando a Mujica por las decisiones tomadas en Ancap. El expresidente volvió a la carga y responsabilizó a Astori y al MEF por nunca advertir de esos costos excesivos. “Ahora nadie se hace cargo. Me hacen acordar a aquello del tero, que pone los huevos en un lado y canta en otro”.

Fuente Búsqueda

No hay comentarios