Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE
{fbt_classic_header}

Header Ad

//

Breaking News

latest

Hallan muerto a JULEN: el niño de 2 años que había caído a un pozo en España

Los equipos de rescate que buscaban al niño Julen, de 2 años, confirmaron este viernes que hallaron su cuerpo sin vida en un pozo de 25 cent...



Los equipos de rescate que buscaban al niño Julen, de 2 años, confirmaron este viernes que hallaron su cuerpo sin vida en un pozo de 25 centímetros de diámetro y 110 metros de profundidad.

El niño se había caído el pasado 13 de enero, en Toatalán, Málaga (sur de España).

Las operaciones de rescate habían sido particularmente complejas.

En ellas estuvieron involucradas más de 100 personas y se emplearon decenas de máquinas excavadoras que removieron más de 83.000 metros cúbicos de tierra.

El objetivo era excavar un pozo paralelo para llegar hasta el lugar donde estaba el niño.

Las condiciones del terreno, que en algunas partes es un macizo rocoso, complicaron las labores de perforación.

Las condiciones meteorológicas en España también jugaron en contra, ya que atraviesa esta semana una ola de frío.

En su momento, José Roselló padre de Julen y Miguel Ángel Escaño, alcalde de Totalán, expresaron sus quejas porque consideraron que la reacción y los operativos para rescatar al niño habían avanzado muy lento.

Las últimas horas fueron dramáticas. Una vez que los especialistas lograron sortear las complicaciones que hubo, hicieron un pozo en forma horizontal para llegar hasta donde estaba Julen. Esto tampoco fue tan fácil como se creía en un primer momento. Los mineros provocaron mini explosiones en el terreno rocoso que tuvieron que excavar para formar un pasaje entre el túnel y el pozo.

Las complicaciones en los operativos empezaron cuando, por un error de cálculo, los tubos diseñados para asegurar el túnel vertical no encajaron con el hueco excavado y las máquinas tuvieron que perforar de nuevo con un grosor mayor.

Cuando creían que habían llegado al límite con la reorganización del nuevo pozo hubo otra "extensión de tierra" que generó más demoras. Para evitar más problemas, reformaron los tubos por los que descendieron los rescatistas. De esta forma sí pudieron bajar y llegaron al fondo. En ese momento empezaron a excavar en forma horizontal hacia el pozo donde estaba el nene. Pero la composición del terreno provocó más dificultades y demoró aún más el proceso.

Formado por roca en su mayor proporción, el montículo donde jugaba el nene antes de caer era una vieja perforación que se había hecho para extraer agua y no contaba con cobertura. Por allí pasará la investigación judicial que empezará a partir de ahora, con la confirmación de la muerte de Julen. Los investigadores intentan poner la lupa sobre quién fue el que ordenó el trabajo que terminó en una trampa para el nene.

No hay comentarios