Page Nav

HIDE

Grid

GRID_STYLE
{fbt_classic_header}

Header Ad

//

Breaking News

latest

Misterioso ataque contra dos amigas en Granadero Baigorria: una de ellas murió

Primas postizas. Sheila y Nair, que fue asesinada el 1º de diciembre. El tiro que impactó el miércoles pasado en la cara de Sheila, una jove...

El tiro que impactó el miércoles pasado en la cara de Sheila, una joven de 21 años de Granadero Baigorria, la dejó a ella al borde de la muerte y estableció una misteriosa conexión con el crimen de su mejor amiga, a quien asesinaron hace poco más de un mes cuando estaba de visita en su casa.

Todavía no descartan ninguna hipótesis: un posible intento de robo, un ajuste de cuentas, ni siquiera la del contexto de violencia de género. Pero también escaló una teoría que circulaba entre los vecinos desde el día en que Nair fue asesinada: que los tiradores se equivocaron y que, en realidad, a la que querían matar era a la amiga que ahora está internada.

Sheila y Nair Riquelme decían que eran "primas postizas", así de sólido era el vínculo de amistad que las unía. La noche que la mataron, el 1° de diciembre, Nair había ido a la casa de su amiga en barrio Parque Casas pero, en un momento, se quedó sola cuando la otra salió a hacer un mandado. Antes de que Sheila volviera, dos hombres abrieron la puerta de una patada y entraron a los tiros, indicó el diario La Capital.

Dispararon por lo menos 10 veces y uno de esas balas alcanzó a Nair en la cabeza. La chica murió en el acto y las dudas sobre la posibilidad de que los sicarios se hubieran confundido de blanco no tardaron en aparecer. El nuevo ataque, ahora contra Sheila, no hizo sino reafirmar esa versión.

Sheila está internada en la sala de terapia intensiva del Hospital Eva Perón, en estado crítico y con respirador artificial. El tiro ingresó por debajo del ojo izquierdo y se le alojó en la nuca. Algunos testigos aseguraron que una moto venía siguiendo a la chica. Otros, en cambio, manifestaron que Sheila iba acompañada por una persona que desapareció después de la agresión.

No hay comentarios